DECT Philips Mira, un telefóno simple y elegante

Hay que reconocer que el nuevo teléfono de Philips es bastante chulo, aunque no creo que sea una obra de arte (como lo define la propia empresa). Con un diseño de lo más moderno y elegante, Philips ha creído necesario que este teléfono tuviera una cubierta antihuellas.

Pero no todo es diseño, también habrá que llamar, así que Philips ha dotado a este teléfono de una pequeña pantalla de dos líneas retroiluminada con luz blanca. Esta pantallita nos permitirá ver la información básica, como por ejemplo la agenda de hasta cien contactos que incorpora el teléfono.

Además cuenta con opción de manos libres, y Philips asegura que gracias a su tecnología HQ-Sound, es como tener a la otra persona al lado. Personalmente me encantaría probar este teléfono para ver si la nitidez y claridad de su sonido destacan tanto o es una simple exageración del fabricante.

DECT Philips Mira, un telefóno simple y elegante

No podemos olvidarnos del obligado sistema ecológico que hoy día llevan todos los productos que aparecen en el mercado. En este caso, el teléfono de Philips cuenta con tecnología ECO+, que una vez activada garantiza cero emisiones de energía. Lo que yo me pregunto es, ¿por qué no viene esta opción activada de serie?

El nuevo Mira es un teléfono inalámbrico de lo más sencillito. Se podría decir que su diseño es su gran baza, ya que sus funciones no son nada del otro mundo. Y su diseño, personalmente, tampoco me parece para tanto, pero por 59,99 euros creo que es un teléfono de lo más correcto.

Vía: XatakaSmartHome

Anuncios

Telefónica y Iusacell, la alianza

Una alianza firmada este miércoles entre Telefónica y Iusacell apunta a competir contra Telcel, la empresa del multimillonario Carlos Slim.
Telefónica y Iusacell compartirán su infraestructura de fibra óptica que en conjunto suma 36,000 Km, además de instalaciones como torres de señal, lo que les pemitirá ahorrar costos, comentaron ambas empresas, que afirmaron no temer a sus competidores.

“Hay gente lejos de aquí que no está contenta con esta alianza”, expresó Adrian Steckel, presidente ejecutivo de Iusacell y agregó “no tememos a nadie. No tememos a la competencia”.

Por su parte, Juan Avellán, director general de Telefónica, indicó que las prácticas monopólicas que han imperado en México han atrasado el desarrollo del sector en el país.

“Hemos decido sumar fuerzas a favor de lo usuarios y en contra del monopolio”, subrayó Avellán.

El comisionado presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony de Swaan, quien participó como testigo de la alianza, calificó el acuerdo como “compartir sin dejar de competir”.

Apenas el 5 de junio pasado, Iusacell presentó un recurso para excluir la participación del comisionado presidente de la votación del Convenio Marco de Interconexión, instrumento que permitiría a su competencia Telmex, ofrecer servicios de transmisión de video.

Iusacell agregó que buscará que en el Convenio Marco de Interconexión se incluya la desagregación del bucle local (el proceso que permite a los operadores ampliar o ceder la infraestructura que va de la central telefónica al usuario final de telefonía fija), cuestión que no se incluyó en el proyecto aprobado por la Cofetel la semana pasada.

Más competencia

Televisa ha invertido ya 1,600 millones de dólares en Iusacell para adquirir el 50% de la telefónica, y se encuentra a la espera del fallo de la Comisión Federal de Competencia (CFC) sobre esta transacción, que puede conocerse este miércoles.

Mientras que Telefónica ha firmado acuerdos similares al de compartición de infraestructura como el que signó con Iusacell en otros países en los últimos años, recordó Alejandro Gallostra, analista de BBVA Research.

“El acuerdo hace sentido si tomamos en cuenta la difícil situación de Telefónica, que al menos en los últimos cuatro años ha invertido cuatro veces más que Iusacell”, refirió el analista ayer antes de oficializarse el acuerdo.

Telefónica, la segunda operadora por número de usuarios, se encuentra en una apretada situación financiera derivada de la baja en tarifas de interconexión en 2011, además de los problemas que vive su matriz en España por la recesión económica.

La operación coincide con la batalla que Telefónica está haciendo a contrarreloj para hacerse con los activos en Alemania de la holandesa KPN, antes de que América Móvil, del multimillonario Carlos Slim, gane suficiente peso en la firma europea, explicó una analista que pidió no ser identificado.

América Móvil se encuentra en proceso de comprar hasta el 27.7% de KPN luego de hacer una oferta de 8 euros por acción de la holandesa que expira a finales de este mes (hasta ayer contaba con cerca del 8%).

La compra de las operaciones de KPN en Alemania afianzaría la posición de Telefónica en un mercado con mejores perspectivas de desempeño económico, aligerando su dependencia de España, añadió el analista que pidió no ser identificado.

Telefónica, a través de su marca Movistar, cuenta con cerca del 20% de los usuarios de telefonía móvil en el México, mientras que Iusacell capta cerca del 6%.

La firma de telefonía móvil de Ricardo Salinas Pliego tiene licencias de frecuencias para dar servicios a nivel nacional, y su nicho de negocio se centra en los clientes de alto consumo.

La compañía comienza a recuperarse de un proceso de bancarrota que la llevó a salir de los mercados en 2010.

Ricardo Salinas Pliego también es dueño de TV Azteca, de la firma de TV de paga Totalplay, así como de la telefónica móvil Unefon, estas últimas subsidiarias de Iusacell.

Vía: CNNExpansion